¿Qué es una prueba A/B?

Al configurar una nueva campaña de correo electrónico, realizar tareas de mejora de la experiencia de usuario, o simplemente si estamos tratando de incrementar el ratio de conversión se utilizan con frecuencia las pruebas A/B que seguramente hayas visto mencionada en algún otro lugar. Esta página explica qué es una prueba A/B, por qué deberías utilizarla y cómo funciona.

Definición de A/B testing

Las pruebas A/B o A/B Testing también llamadas pruebas divididas, son una técnica que consiste en probar varias versiones de una página web, un correo electrónico, de diferentes textos, etc. para elegir la versión más eficaz.
  • Esta prueba puede ayudarte a elegir el mejor correo electrónico para enviar a tu lista de suscriptores o la página web que más convierta, eligiendo entre dos opciones diferentes, que se denominan A y B.

¿Por qué utilizar pruebas A/B?

Una prueba A/B es la mejor forma de medir el resultado de un cambio en una página web, o el ratio de conversiones de diferentes correos electrónicos entre otros.

  • Probar dos objetos diferentes, para ver cuál da mejores resultados, desde el punto de vista de las aperturas y los clics para los correos electrónicos, ratio de conversión, capturas de leads…
  • Probar dos diseños completamente diferentes para ver cuál rinde más.
  • Probar diferentes remitentes, para ver cuál genera más aperturas,
  • Probar diferentes contenidos para ver cuál es el más eficaz.

Por ejemplo, para el caso de una campaña de mailing, hay tres áreas diferentes que puede probar. La línea de asunto del correo electrónico, el remitente y la dirección de correo electrónico y, por último, el contenido real del correo electrónico.

📌 No olvides que el caso más habitual de este tipo de pruebas se da a la hora de medir ventas, conversiones. Para ello se prueban diferentes e-mails y diferentes versiones de anuncios.

Cuando hablamos de una página web se vuelve algo más complicado, podemos probar desde cambiar sencillamente el color de un botón hasta modificar por completo la interfaz gráfica.

Pruebas A/B en el posicionamiento SEO

En el SEO es habitual realizar pruebas A/B y es especialmente interesante a la hora de probar los títulos de una web. Podemos hacer pequeñas variaciones y descubrir cuál de ellos resultará más provechoso para nosotros y nuestros usuarios. Por ejemplo:

  • ¿Qué título genera más atracción de cara al usuario?
  • ¿Qué descripción obtiene mayor ratio de conversión?
  • ¿Qué emoji es más adecuado para la descripción?

Pero al margen de las pruebas en el SEO, el caso más notorio es el del buscador más famoso de todos y del cuál ayudamos a posicionar tu negocio en esta agencia. Vamos a ver cómo se aplican las pruebas A/B en un caso real.

Ejemplo práctico: Google realizando pruebas A/B

Seguramente, en alguna ocasión te habrás dado cuenta de que si abres una pestaña de incógnito, accedes desde tu móvil o si entras desde tu cuenta, Google cambia algunos colores y algunas fuentes.

Fíjate en este resultado, ¿notas algo raro?

¡Las tipografías del resultado y la del número de resultados son diferentes! La de arriba se trata de Google Sans, y la de abajo, Arial. En el momento que escribimos este artículo la tipografía Google Sans aún no está implementada en el buscador, y no sabemos aún si lo hará en el futuro pero lo que está claro es que Google está probando.

Quizás para una pequeña empresa hacer este tipo de cambios minúsculos no tenga relevancia. Pero podemos sacar una conclusión clara: este tipo de pruebas funcionan y es la mejor manera de comprobar si un elemento está funcionando.

📌 Mientras más usuarios usuarios o clientes dispongamos para realizar las pruebas A/B, más eficaces y válidos serán los resultados que obtengamos.
Comentarios Déjanos tus ideas, opiniones, o simplementes
salúdanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.