+34 639139560 hola@keycont.es

Cuando te dedicas al diseño gráfico además de al diseño web, una de las cosas que más importancia tienen son los tipos de tipografías que se usan para poder impactar al lector sobre el mensaje que estamos transmitiendo, ya que no solo el contexto global importa, si no que la tipografía sea agradable de leer.

Debido a esto tenemos que seleccionar el tipo de fuente que mejor se adapte a nuestras necesidades y seguir el criterio de nuestro diseñador gráfico que será el más adecuado para ayudarnos a tomar este decisión.

Además de todo lo que te hemos contando hasta ahora, elegir la tipografía correcta dependiendo si va a ser para describir una marca, un producto o lo que quremos promocionar va a tener un impacto directo en las emociones de nuestro lector.

Si logramos retener la atención del público objetivo al que va orientado el texto, tendremos enganchada al lector para que tome acción según lo que tiene delante de sus ojos, que será un conjunto de estimulos visuales como un tipo de letra + contexto + imágenes.

No nos olvidemos en muchas de las marcas que estamos acostumbrados a ver a diario la influencia que tienen en todos nosotros, que con tan solo ver esos estilos de letras, indentificamos al instante de la marca a la que hae referencia.

Además todo lo que hemos comentado, existen otros tipos de letras usados sobre todo en redes sociales, que estos últimos años estan dandose a conocer a través de los llamados conversores de letras, en los que introduciendo un texto convierten el texto introducido en textos adornados con emojis y símbolos para que solo tengas que copiar y pegar en tu red social favorita. Una opción para todos aquellos que quieren darle un poco de animación al nick de su perfíl.

Ahora que ya te haces una idea de la importancia que tiene los diferentes tipos de letras, vamos a definir en primer lugar que es una tipografia y cuales son las más importantes que existen en el mercado.

¿Que es tipografía?

Podemos definir tipografía como la apariencia que tiene un texto o el estilo que representa por médio de formas en las que la mayoría contienen un relieve. La tipografía tiene la finalidad de poder transmitir agrupando letras, símbolos o números, la comprensión del texto por parte del lector. Esta palabra está dividida en partes que serían, «tipos» en el que su significado sería «molde», «graphos» que hace referencia a «escribir» más la terminación «ia» que tendría su significado como la acción que hace referencia a la escritura, esto dío lugar a la palabra «tipógrafo» o lo que hoy en día conocemos como tipografía.

Las mejores fuentes tipográficas de este año

1. Tipografía Helvetica

tipografia helvetica

Helvética sigue siendo la fuente más popular del mundo. Es más conocida cuando se diseñan formularios de empresa, como facturas o recibos. Se lee sin esfuerzo porque su gran altura la hace que parezca más grande de lo que es. Eso la convierte en una gran elección cuando los clientes necesitan usar una letra muy fina. La crítica más común a la Helvética es que carece de carácter, pero aún así creemos que es una buena elección. Eso es genial si quieres dejar una impresión muy neutral, pero usar una fuente más distintiva puede ayudarte a conseguir una mejor reacción de tus lectores.

2. Tipografía Calibri

tipografia calibri

El segundo puesto de nuestra lista es también una fuente sin serifas. Sin embargo, tiene más carácter que la Helvética. El ancho del conjunto es más ajustado, y las formas de las letras son más redondas y más creativas. Microsoft diseñó Calibri, y ahora es la fuente por defecto en Microsoft Office. Su aspecto moderno y «business casual» lo hace una elección perfecta para la mayoría de los documentos de negocios.

3. Tipografía Futura

tipografia futura

Nuestro siguiente ejemplo es otra fuente clásica sin serifas. Si estás notando una tendencia, no te equivocas. Las fuentes sans serif están de moda hoy en día porque reflejan el estado de ánimo de nuestra era postmoderna. Futura es la fuente geométrica más conocida que se utiliza hoy en día. Sus caracteres se dibujan a partir del círculo, el cuadrado o el triángulo. Si tu cliente quiere que los lectores la vean como ultramoderna o futurista, esta es la elección aceptada.

4. Tipografía Garamond

tipografia garamond

Garamond es la primera fuente con serifas de nuestra lista. Garamond es un estilo de letra clásico que se remonta a la Francia del siglo XVII, y es una de las fuentes más elegantes que puedes elegir. Garamond es más conocida como un tipo de letra para la publicación de libros. Puedes usarla cuando quieras para transmitir un sentido de gusto clásico y refinamiento.

5. Tipografía Times New Roman

tipos de tipografia

La fuente con serifas más conocida del mundo se ha hundido recientemente justo debajo de Garamond en popularidad. El Times de Londres encargó la fuente en 1931. Utilizó este tipo de letra durante cuarenta años. Los lectores siempre la asociarán con el periodismo y los editores la usan para libros e impresión general todos los días. Su reputación la convierte en la fuente perfecta para las marcas que quieren transmitir una imagen sólida y fiable.

6. Tipografía Arial

tipografia arial

Nuestra sexta fuente de la lista nos lleva de vuelta a las fuentes sin serifas. IBM encargó Arial. Es tan similar a la Helvética que circulan rumores de que IBM sólo la diseñó para evitar el pago de una multa por nuestro tipo de letra número uno. Aquellos de nosotros de cierta edad lo recordaremos del histórico sistema operativo Windows 3.1. Como la Helvetica, es una fuente de propósito general que tus clientes pueden usar para señalización, formularios comerciales o letra pequeña. No importa los rumores, es más ligera y un poco menos formal que la Helvética, lo que le da más carácter y originalidad.

7. Tipografía Cambria

tipografia Cambria

Microsoft encargó a Cambria en 2004 una de las fuentes ClearType incluidas en Windows Vista. Aunque su diseño es relativamente reciente, se asemeja a las fuentes serif de finales del siglo XIX. Esta fuente serif transitoria es más condensada que la Times New Roman y, como la Helvética, tiene un aspecto robusto y es fácil de leer en caracteres pequeños. Microsoft pensó en Cambria para el cuerpo del texto, y los tipógrafos la usan a menudo en la impresión comercial en general.

8. Tipografía Verdana

tipografia verdana

Verdana es otra fuente de Microsoft, esta vez en la familia de las sans serif. En 1996, Microsoft quería una alternativa a la Helvética que fuera más legible en las pantallas de los ordenadores. Se ha convertido en una sólida elección para imprimir en papel también. Tiene un mayor ancho y espaciado de caracteres que la Helvética. Estas cualidades la hacen aún más legible que la Helvética para la impresión fina.

9. Tipografía Rockwell

tipografia rockwell

Rockwell es una clásica serifa de losa, o estilo egipcio, fuente que se remonta a 1910. Su diseñador creó este tipo de letra para su uso en exhibiciones, por lo que es una excelente opción para banners o carteles donde su cliente quiere transmitir una imagen consagrada. Es grande y atrevida, lo que la hace muy solicitada para la señalización. También es lo suficientemente versátil para usar en aplicaciones de texto estándar para marcas establecidas.

10. Tipografía Franklin Gothic

tipografia franklin gothic

Completamos nuestra lista con una fuente «grotesca» (no tiene nada de fea) sin serifas que salió por primera vez en 1904. Gótico es una palabra anticuada para sans serif. Franklin Gothic es muy popular para carteles, pancartas y titulares, pero la mayoría de los lectores lo encuentran demasiado pesado para el texto extendido. Si su cliente necesita hacer una declaración grande, en negrita y breve, esta es la fuente para ellos.

¡Hasta aquí todos estos tipos de tipografia!

A partir de ahora fijémonos en todos los anuncios que tenemos por todas partes, para darnos cuenta de lo que transmiten los diferentes tipos de tipografía.

En todos los periodicos que leemos cada día, en páginas webs que visitamos, incluso es los productos que compramos…todos ellos juegan un papel importantísimo en la estrategía de ventas de una marca.